Terapia Gestalt Valencia

Centro Terapia Gestalt Valencia, terapeuta Clotilde Sarrió. Psicoterapia integrada en la psicología humanista de la corriente gestáltica de la Costa Este

¿Cambiar yo… para qué?

Los procesos de cambio (entendiendo como tal el cambio psicológico) son la evolución natural de una determinada situación personal en un contexto dado. En cierto modo, la vida es un proceso de cambio contínuo, un perpetuo juego entre continuidad y cambio.

¿Cambiar yo… para qué?,Terapia Gestalt, Clotilde Sarrió

Cambio psicológico y Terapia Gestalt

Para la Terapia Gestalt, el hombre en su estado natural experimenta un cambio constante fundamentado en la interacción dinámica entre el sí mismo y el ambiente. Es una constante que ante cualquier cambio surja el sentimiento de miedo por lo que siempre supone enfrentarse a lo desconocido, abandonar determinados estados emocionales asociados a valores, ideas, creencias, o bien enfrentarse a nuevas situaciones en lo concerniente a los ámbitos laboral, familiar o de cualquier otro círculo relacional del individuo con el ambiente.

Instintivamente hay una tendencia a la postura cómoda de dejar las cosas como están y adoptar una pasividad que no requiere ningún esfuerzo porque nos mantiene aferrados a aquello que nos resulta familiar, nos es de sobra conocido y por ende es confortable.El problema surge cuando nos damos cuenta de que ese estado de confortabilidad mengua o desaparece y se hace necesario actuar, hacer algo, pero ¿qué?.

Cuando surge esta disyuntiva sólo hay dos opciones: en primer lugar, si estamos bien como estamos (o la pérdida de confort no es mayor que el esfuerzo que nos supone realizar un cambio) no hay por qué cambiar; en segundo lugar si el disconfort nos desagrada hasta el extremo de interferir en nuestro bienestar, tendremos que realizar un cambio.

La primera opción suele ir apareada a los beneficios secundarios que se obtienen de un entorno seguro que nos confiere estabilidad, y en este caso se ponen en marcha los mecanismos neuróticos de defensa que bloquean el curso de la experiencia.La segunda opción tiene lugar cuando somos conscientes y percibimos que, dejar de lado todo aquello que hasta el momento nos ha hecho sentir mal se convierte en la mejor opción.

Necesidad de cambio, crisis y toma de consciencia

De este modo, ser consciente de la situación nos permitirá realizar un adecuado ajuste creativo y el proceso será fluido y nos permitirá adaptarnos a la situación de una forma creativa, es decir, utilizando para ello nuestros propios recursos. No obstante, que el cambio se realice mediante una toma de consciencia que dé lugar a un proceso fluido no significa que vaya a ser fácil o que quede exento de dolor, rabia, miedo o tristeza, sentimientos que podrán hacer acto de presencia en todo proceso que suponga el abandono de unas pautas con las que se estaba familiarizado para adoptar otras totalmente nuevas con las que habrá que familiarizarse.

Es por ello que un cambio puede traer como consecuencia una serie de crisis interpersonales entre quien lo experimenta y aquellos con quienes se relaciona y a quienes les será difícil adaptarse a sus nuevas perspetivas y modos de afrontar las situaciones. Todo ello conllevará la necesidad de realizar constantes reajustes, y estas crisis no deberán contemplarse como un problema sino como una parte del proceso de cambio y un aviso ineludible de que una situación se ha vuelto tan insostenible que sugiere al individuo la necesidad de cambiar, en beneficio propio y de quienes con el se relacionan.

Como conclusión, considero interesante matizar que el cambio propiamente dicho no debe identificarse sólo con el intento apremiante realizado por el individuo para cambiar, sino con el hecho de que surja la necesidad de cambio. Para que un cambio psicológico sea valioso, el individuo deberá estar concienciado en la necesidad del mismo; sólo así tendrá lugar un proceso de evolución estable en el que se los valores, los objetivos y las acciones entren en sintonía para conseguir beneficios que redunden en el individuo y en su entorno.


Clotilde Sarrió – Terapia Gestalt Valencia

 

Licencia de Creative Commons Este artículo está escrito por Clotilde Sarrió Arnandis y se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España

 

Imagen: morgueFile

Acerca del autor

Clotilde Sarrió

Clotilde Sarrió, Terapeuta Gestalt de Valencia. Mi orientación se integra en la corriente gestáltica de la Costa Este, representada por el New York Institute (1951), bajo la dirección de Laura Perls y la corriente afín de Cleveland. Ejerzo la Terapia Gestalt (modalidad de la psicoterapia integrada en la psicología humanista), una disciplina no solo dirigida al tratamiento de la psicopatología sino también al desarrollo del potencial humano, la liberación bloqueos y asuntos inconclusos y, en suma, aquellos procesos que impidan o dificulten un adecuado desarrollo y crecimiento personal.

1 Comentario

  1. Jose salazar Responder

    Atinados comentarios en un mundo de continuo cambio alerta el entendimiento

Responder

Google